Servicios

Saber más sobre la sedación consciente

DENTZANO USA
 
La Sedación Consciente

Los estudios realizados en Odontología demuestran que casi un 65% de los pacientes dentales experimentan ansiedad. Estos niveles de ansiedad son incluso considerablemente superiores en aquellos pacientes que no acuden a las consultas. Aunque no siempre se admita, la razón principal que esgrimen para no ponerse en manos de un dentista es el miedo que sienten.
La utilización de la Sedación por Óxido Nitroso, que facilita un estado de bienestar, reduce las manifestaciones de tensión del paciente y la ansiedad.
Todo ello repercute, también, en el profesional que le atiende, ya que le permite trabajar más relajado, aplicando unos tratamientos más rápidos y seguros.
La Sedación por inhalación de N mezclado con Oxígeno se usa habitualmente en numerosos países, entre ellos Estados Unidos, Dinamarca, Australia y Francia, desde hace muchos años con gran éxito. Países donde el desarrollo de la Odontología es extremadamente especializado y en los cuales se trabaja conjuntamente con la Anestesiología de forma habitual.
El Doctor Leopoldo Lozano, de DENTZANO USA, gracias a la experiencia adquirida durante su estancia en Estados Unidos y a su especial sensibilidad para combatir el dolor, es el único que ha introducido, para cualquier tipo de pacientes y tratamientos, la aplicación de la Sedación por Oxido Nitroso en el campo de la medicina dental en España.
Debido al alto nivel de seguridad que presenta esta técnica, no constan datos registrados sobre incidentes serios.
 

DISCAPÁCITADOS PSÍQUICOS

El miedo y la angustia que los pacientes presentan cuando acuden al dentista se ven aumentados si se trata de pacientes con discapacidades psíquicas, que precisan de un trato singular, trato que únicamente puede llevar a cabo los profesionales especializados en esta área médica.
La asfixia, los temblores, la sudoración, el agarrotamiento muscular, la imposibilidad para la relajación y la taquicardia, son manifestaciones que acostumbran a presentar las personas con disminuciones psíquicas, y es necesario combatirlas para que el profesional odontólogo trabaje eficazmente.
Para ellos, y para todos los pacientes que lo requieran por su estado emocional, DENTZANO USA ha creado un Departamento de Anestesiología capacitado para aplicar cualquier tratamiento mediante la sedación o la anestesia.

GAS HILARANTE

La Sedación Consciente, o Sedación por inhalación, es una técnica por la cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso y oxígeno que rápidamente le produce una sensación agradable y relajante.
El objetivo de la aplicación de este compuesto no es la total eliminación del dolor, ya que la anestesia local se continúa necesitando normalmente. Con el Óxido Nitroso se consigue controlar el miedo y la ansiedad del paciente, que permanece consciente todo el rato.
El Óxido Nitroso es un gas no tóxico, anestésico, incoloro, no inflamable, con olor y sabor suavemente endulzado. Es conocido como Gas Hilarante o Gas de la Risa. Su aplicación proporciona un estado de relax y satisfacción. Es muy indicado para todas aquellas personas que padecen de estrés, como ejecutivos, directivos y personas con cargos e responsabilidad.

Una fórmula de Circo

La utilización del Óxido Nitroso como anestesia viene de lejos. En 1880, Humprey Davy produce el Óxido Nitroso, N2O, y sugiere el empleo de sus efectos analgésicos en el campo de la cirugía, mezclando su fórmula con oxígeno. Davy actuó como conejillo de Indias y se liberó del dolor que le producía un diente enfermo, aplicándose él mismo el gas hilarante. Estas primeras demostraciones de las aplicaciones del óxido nitroso en las personas eran seguidas con expectación por un público que frecuentaba exhibiciones circenses y se dejaba engatusar por la labia de los “charlatanes”, que auguraban el éxtasis a los que padecían dolor tras la aplicación del gas de la risa.
El 10 de diciembre de 1844, en los Estados Unidos, Horacio Wells, un humilde dentista nacido en New Hampshire en 1815, presentó una demostración de los efectos del gas de la risa por parte de Garner.
Q uincy Colton, de Hartford, Connecticut observó como una de las personas que inhalaba el gas de la risa se golpeaba y lastimaba una pierna sin sentir dolor. Animado por los efectos sedantes del gas inhalado, al día siguiente Wells se dejo extraer diente mientras el Doctor Colton le administraba Oxido Nitroso, sin sentir el más mínimo dolor. Este hecho, marcó un hito en la historia de la Medicina y Anestesia, ya que, con el tiempo, el óxido Ó> Nitroso dejó de considerarse como una fórmula propia de magos y truhanes, para convertirse en una aplicación indispensable de en el mundo de la medicina. En el año 1999 se celebró el 155 aniversario de ka utilización de médica del Oxido Nitroso. Wells, sin embargo tuvo que enfrentarse a la incomprensión y al escepticismo de la clase médica de su época, fracasando en sus múltiples intentos de demostración de las propiedades del Oxido Nitroso. Murió trágicamente en la cárcel.

Ventajas de la vía inhaladora

La técnica de Sedación Consciente con Óxido Nitroso, extremadamente útil en pacientes hipocondríacos, nerviosos o en disminuido psíquicos, se utiliza desde hace tiempo en otro tipo de intervenciones aparte de los tratamientos odontológicos.
Se entiendo por Sedación Consciente la disminución mínima del nivel de conciencia que permite al paciente responder correctamente a la estimulación física y a las órdenes verbales. El método para conseguir este estado de sedación está basado en la administración de una mezcla de oxígeno con óxido nitroso, conocido comúnmente por aire feliz, por vía inhaladora.
Entre el 35 y el 40% de los odontólogos de Estados Unidos utilizan habitualmente este sistema de inhalación para tratar a sus pacientes más nerviosos.
Las ventajas de la administración del Óxido Nitroso por vía inhaladora son las siguientes:
. No es agresivo para el paciente, ya que para su aplicación se utilizan las denominadas gafas nasales. Su buena tolerancia ha conseguido que su empleo se generalice en pacientes con patologías respiratorias graves.
• El periodo de latencia del Óxido Nitroso administrado por vía inhaladora es corto. Los efectos clínicos son evidentes entre los 15 y los 30 segundos después de efectuar la inhalación.
• La recuperación de los pacientes, una vez interrumpida la administración del Oxido Nitroso, es muy rápida. A los pocos minutos de acabado el tratamiento los pacientes pueden abandonar la consulta por sus propios medios.
Ya que el Óxido Nitroso está dotado de propiedades analgésicas que no son suficientemente intensas como para prescindir de las anestesias locales, la práctica diaria demuestra que, en tratamientos que habitualmente requieren el empleo de anestesias locales, la aplicación de éstos puede realizarse sin ninguna molestia para el paciente.

Perfil y manifestaciones del paciente

Según la tipología que presenten los pacientes dentales -ansiedad, fobia, etc..-, el Oxido Nitroso es eficaz en un 100% en las siguientes manifestaciones:
• Imposibilidad de relajación.
• Sudoración.
• Agarrotamiento muscular.
• Temblores.
• Taquicardia.
• Asfixia.
Por otra parte, y gracias al Óxido Nitroso, los pacientes que disponen de poco tiempo (ejecutivos, profesionales liberales, etc...) también se pueden tratar varios problemas en una única sesión, sin necesidad de pasar por la consulta varias veces.
En una sola visita de una hora, y gracias a la Sedación con Óxido Nitroso, el paciente puede realizar a la vez, en DENTZANO USA, una limpieza de boca, un empaste o una extracción, evitando más desplazamientos y costes a los que se vería obligado en otros centros. Además, la aplicación de este gas relajante, que contribuye a crear en el paciente un estado real de bienestar, hace posible que este acuda inmediatamente después al trabajo, sin ningún tipo de molestia ni angustia.

Ansiedad y Miedo

“Ya sé que a nadie le gusta ir al dentista, pero lo que sentía yo era auténtico pavor. Ponía cualquier excusa para no acudir a las consultas, porque con solo estar en la sala de visitas me encontraba todo tipo de miedos, Y mis dientes cada vez peor. Ahora, las cosas han cambiado, ya que con solo la aplicación del Óxido Nitroso, que proporciona un estado de bienestar, me siento muy relajado, el dentista puede trabajar conmigo y tengo mi boca en perfectas condiciones. Ya no tengo miedo”

Juan Sánchez, 21 años, estudiante de arquitectura

“Tengo un niño con Síndrome de Down. Es un chiquillo y cariñosa con el que hemos conseguido grandes avances a base de mucha paciencia. Pero todos nuestros esfuerzos resultaban inútiles cuando Carlos tenía que ir al dentista. Se mostraba intranquilo, nervioso, y la simple visión del instrumental dental le provocaba una actitud totalmente negativa y agresiva. Con la aplicación del Oxido Nitroso todo resulta más sencillo. El niño se tranquiliza y el dentista puede trabajar con él sin ningún problema a los 30 segundos de entrar en la consulta”.

Carlos, de 10 años, tiene Síndrome de Down